Tel de contacto (+57) 310 899 6072

¿Su celular lo está enfermando?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) vincularon el uso de teléfonos celulares con un posible riesgo de cáncer cerebral en seres humanos.

Se entiende como contaminación electromagnética, también conocida como electrosmog, a la presencia de diversas formas de energía electromagnética en el ambiente, que por su magnitud y tiempo de exposición pueden producir riesgo, daño o molestia a las personas, ecosistemas o bienes en determinadas circunstancias.

Hagámoslo más fácil: Su celular, su televisor, su teléfono inalámbrico, el parlante por Bluetooth, o su microondas, pueden estarlo contaminando sin que Usted lo sepa, y obviamente no haga nada al respecto.

De acuerdo a estudios científicos, la demasiada o temprana exposición a la contaminación electromagnética que estos aparatos irradian, podría tener efectos adversos sobre la salud, como cáncer, especialmente leucemia y al cerebro, reducción de la fertilidad, pérdida de memoria y cambios adversos en el comportamiento y desarrollo de los niños. Sin ir muy lejos, el constante dolor de cabeza o el malestar que siente, el mal sueño y la sensación de estar cansado, la ansiedad o el mal humor, pueden tener que ver con su (y hasta hoy la mía) costumbre de dormir con el celular en el velador.

¿QUÉ TAN ENFERMO ESTOY?

Hoy en día, los celulares y las tabletas digitales se han convertido en niñeras, lo cual no beneficia en nada a los bebés y niños, y ni siquiera a los adolescentes o adultos que las usan como simple entretenimiento.

LOS “MAGNETISMOS”

Seguramente han escuchado hablar del BIOMAGNETISMO, que cada vez se va haciendo más conocido como una terapia alternativa de salud. En ella se aplican imanes de carga positiva y negativa sobre distintas partes del cuerpo.

El magnetismo ampliamente usado en tratamientos terapéuticos, es una técnica diferente que usa aparatos eléctricos que crean fuertes campos magnéticos. En el biomagnetismo, las frecuencias creadas son naturales, en el magnetismo son frecuencias artificiales, reguladas y dosificadas.

Pero las radiaciones de los aparatos que nos rodean, difieren en que ejercen influencia sobre nuestros cuerpos sin ninguna regulación y sin una necesidad médica, por lo que su larga exposición no genera beneficios favorables a la salud, sino lo contrario. “Al tener frecuencias bajas y altas que cambian continuamente en el tiempo, no relajan el cuerpo como lo haría el magnetismo aplicado en el musculo, sino que alteran nuestros estados emocionales produciendo distintos niveles de estrés”.

Una manera fácil y práctica de evitar la contaminación electromagnética es apagar el WiFi en la noche, no tener un inalámbrico en casa y alejar la cama de todos los cables lo más que sea posible al dormir, evitar los llamados “focos ahorradores” que generan señales de alta frecuencia en los ambientes, y asegurarse en el trabajo que las computadoras tengan aterramiento. Evitar todas las conexiones inalámbricas cuando se pueda usar un cable.

“También podemos comprarnos equipos que neutralizan la radiación, o que minimizan los efectos negativos en nuestros cuerpos como los filtros de Electricidad Sucia u objetos hechos de Shungit (es un tipo de carbón que disminuye los niveles de estrés). Otra manera de cuidarnos de la radiación es alimentando nuestros cuerpos con iones de carga negativa (aniones), que es algo que se pierde con la radiación. Ejemplo de cosas que proveen aniones: el bicarbonato (minerales), las verduras, los aceites esenciales 100% naturales, el aire puro y húmedo, el agua alcalina, y objetos hechos de turmalina. Cómo hay un sinfín de radiaciones en los ambientes y equipos electrónicos distintos, se requiere de un aprendizaje para cada caso”.

LAS FUENTES:

Ahora que se tiene claros algunos puntos, hay que ver más profundamente las fuentes de estas contaminaciones. Una es el mal cableado realizado por las empresas de instalaciones eléctricas que no usan equipos de medición electromagnética. “No suelen medir el Campo Eléctrico que es un indicador de mal aterramiento eléctrico. Ni tampoco miden la saturación de frecuencias altas en el cableado que es totalmente evitable cuando se hace una buena conexión eléctrica.

LOS MÁS VULNERABLES:

Bebés, niños, adolescentes y personas de la tercera edad, están entre los más vulnerables a estas radiaciones, pero también las personas jóvenes que trabajan todo el día en la computadora y no duermen bien.

Las personas que hablan constantemente por el celular o el inalámbrico y no llevan un estilo de vida ordenado y saludable, también están en la lista. Y además aquellos que sostienen instrumentos eléctricos para sus tareas profesionales cómo taladros o máquinas de coser.

Los mandos a distancia de TV utilizan luz infrarroja que no hace daño. Sin embargo lo mandos a distancia de los videojuegos irradian señales de Bluetooth sobre los genitales de los niños. “El Bluetooth es una tecnología patentada que genera decenas de frecuencias simultaneas haciéndolo muy peligroso para la salud. Los aparatos para vigilar a los bebes ahora utilizan frecuencias de microondas por lo que aumentan la irritabilidad en los bebes y por supuesto pueden deteriorar su salud”.

En el caso de los niños y los celulares, no se recomiendan dar celulares a niños menores de 12 años. “Los efectos asociados son déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol. En los bebés si se tienen niveles altos de metales pesados, la radiación electromagnética puede ser aún más peligrosa, ya que inhibe los mecanismos de desintoxicación, “El cráneo de los niños y niñas es más delgado que de un adulto, por lo que la radiación penetra mucho más. Además tienen más agua que el cerebro de un adulto, la cual absorbe con más facilidad la radiación”.

Y en el caso de las mujeres embarazadas, la exposición a la radiación celular y WiFi en la etapa del embarazo está relacionada con mayores dificultades emocionales y de hiperactividad al momento que el niño o niña vaya a entrar al colegio. La radiación electromagnética es genotóxica, es decir que puede afectar a nivel genético. También existen estudios que demuestran que el conteo de espermatozoides tiene más probabilidades de ser menor en hombres que llevan el celular en el bolsillo.

Revisa nuestros productos utilizados para contra restar los efectos de la contaminación electromagnética! 

4 comentarios

  • zqjeQMOxX

    VhBZOclkMQ
  • EPuGvUkcy

    zZyiAJcBsNYuj
  • sxrGUytIpBS

    gHsILiNCtWhlPj
  • CghuFeId

    hONalXDV

Dejar un comentario